Nueva York desde el Franquismo

Memorable escena de la película “La otra vida del Capitán Contreras”, dirigida en 1955 por Rafael Gil, con guión de Ramón Faraldo y Vicente Escrivá, basada en una obra de Torcuato Luca de Tena, y protagonizada por Fernando Fernán Gómez.

La historia va de un soldado de Tercios español, Alonso de Contreras, que mediante un brebaje es dormido en el siglo XVII hasta que despierta en el siglo XX. Al conocerse el hecho, todo el mundo quiere sacar provecho de él. En esta escena, lo llevan a Nueva York. Impagables las palabras sobre la ciudad de los rascacielos. No es fácil interpretar qué se busca con ellas: la ciudad se presenta como el paradigma de la modernidad, con un tono que parece burlarse, por contraste, con España. Parece un discurso de aquellos que se llamaban “desarrollistas”, pero en el fondo la película trata de ridiculizar el egoismo y espíritu de lucro de los tiempos modernos en oposición a las supuestas virtudes del honor del siglo XVII. Una cosa muy rara, ya digo.

La escena del botones negro es de órdago.

Esta entrada fue publicada en historias de las imágenes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s