Un souvenir de la guerra

Un amigo me llama la atención sobre esta fotografía aparecida en la revista Life en 1944, y que recoge a una mujer escribiendo a su chico una carta de agradecimiento por haberle enviado como regalo un cráneo de un soldado japonés. Parece ser que, tras la guerra, cuando las autoridades japonesas emprendieron un programa para recoger los restos de los soldados caídos en las diferentes islas del Pacífico, se encontraron que numerosos cadáveres carecían de la cabeza, ya que los soldados estadounidenses se las llevaban como souvenir.

El rostro de la chica es, como poco, intrigante: ¿se preguntará sobre la vanidad de la vida? ¿estará sorprendida por la gran semejanza entre los japoneses y los humanos? Esa media sonrisa inquieta… ¿se estará preguntando de qué clase de monstruo está enamorada?

Esta entrada fue publicada en historias de las imágenes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s