Espectadores en los museos

Segunda parte de “espectadores en museos”. Primera parte aquí.

Las cuestiones siguen siendo las mismas: ¿qué relación tienen los públicos actuales en los museos de arte a través de los medios de grabación digitales? ¿cómo se constituye la relación entre los museos y los imaginarios culturales de las audiencias? ¿cómo se manifiesta el Síndrome de Stendhal? ¿qué busca el público ante la obra de arte? ¿cómo se conforma en un museo la autoridad de una obra en detrimento de otra? ¿cómo es el acceso de los nuevos públicos a las nociones occidentales del arte? ¿cómo se ha conformado finalmente el museo como monumento de autorización social y de ciudadanía global?

Esta entrada fue publicada en historias de las imágenes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Espectadores en los museos

  1. paco freire dijo:

    Yo la definiria como ataques de ” Bulimia nerviosa forma parte de un trastorno psicológico y un trastorno alimentario. Es una conducta durante la cual el individuo se aleja de las pautas de alimentación saludable consumiendo comida en exceso en periodos de tiempo muy cortos (lo que le genera una sensación temporal de bienestar), para después buscar eliminar el exceso de alimento a través de ayunos, vómitos, purgas o laxantes ” de Wikipedia

  2. rosario dijo:

    En este vídeo lo que realmente resulta interesante es el rol de la persona encargada de la vigilancia (en el minuto 1:06 aprox.) . Tiene de hecho algo entre terrorífico y surrealista. En el vídeo aparecen miles de personas fotografiando la obra con flashes y, posiblemente, también grabando en vídeo, dado que hoy en día es imposible diferenciar una pequeña cámara de vídeo de una de fotos. Sin embargo, esta persona es capaz de reconocer a aquel que grava con una intencionalidad crítica dentro de la institución.
    Es increíble lo que dice: “Pídale permiso a la gente para grabarles”. Delirante!! En un mundo lleno de cámaras, en el que todos estamos siendo permanente grabados y en el que, claro está, la propia institución sigue todos y cada uno de nuestros pasos, los vigilantes asumen, no ya el papel cuidadores de las obras, sino el de protectores del valor escópico de los visitantes.
    ¡Esta señora reconoce y señala el “derecho de los visitantes a no ser grabados” en un contexto en el que todo el mundo está grabando y siendo grabado! Y yo me pregunto, ¿cómo reconoce esta vigilanta a Jorge Luis Marzo? ¿Cómo es capaz de percibir que su modo de grabación, esto es, su intencionalidad, es contra-institucional o al menos dudosa acerca del valor de esa institución? ¿Lo hace sólo porque Marzo enfoca en la dirección equivocada: no hacia la obra sino a quienes miran? Desde mi punto de vista no hay duda, viendo las imágenes sólo hay dos opciones.
    1ª La más plausible: La señora es un cyborg que capta la psique de todos los que están en la sala y regaña a los potencialmente insurgentes.
    2ª Por las cámaras del museo ya habían localizado a Marzo como alguien que grababa y se movía por el museo de un modo anormal.

    Sea como sea, esa discusión, claramente posbabélica por cierto, es lo más interesante del vídeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s