Borrador de demandas a las administraciones culturales (subcomisión de cultura. AcampadaBCN)

ACTUALIZACIÓN DEL 19 DE JULIO

BORRADOR DE DEMANDAS A LAS ADMINISTRACIONES CULTURALES
Elaborado por la subcomisión de cultura de la Plaça Catalunya (2 de junio de 2011)

Comisión de cultura 15M Barcelona

versió en català (con actualización del 22 de junio)

La administración cultural no hace la cultura. La política cultural no es la cultura.
-Es la cultura la que crea políticas culturales
-Desligar los intereses políticos y económicos de los gobernantes de las políticas culturales

Por una cultura sostenible económica y socialmente, de acceso libre, plural y no vinculada al estricto beneficio.
-Revisión radical del concepto de indústria y empresa cultural
-Revisión de los conceptos de “excelencia”, “calidad” y “profesionalidad”
-Retirada de la Ley “Sinde”
-Adopción de nuevos modelos sostenibles de la creatividad en la era digital
-Abandono de las políticas de espectáculo masivas y apoyo a las prácticas culturales que se dedican a la exploración, a la producción colectiva, al fomento de la participación y del auto-aprendizaje

Redefinición política del espacio público (no sólo es la calle)
-Derogación de la ley municipal de civismo y reescritura de los usos culturales del espacio público
-Exigencia de la apertura del espacio radioeléctrico público con canales de libre gestión y acceso (public channels), tanto en televisión como en radio, como en los espacios publicitarios de titularidad pública

La gestión de los recursos públicos ha de ser pública
-Redimensión de los ajustes presupuestarios en las instituciones culturales: no queremos un mero recorte de actividades, sino una nueva planificación de los recursos a largo plazo
-Limitar las subvenciones a las empresas con ánimo de lucro y beneficios “privados” y potenciar las inversiones en procesos sin ánimo de lucro o con vocación de beneficio comunitario
-Exigir que las empresas culturales que reciben subvenciones públicas devuelvan “valor social añadido” a la sociedad, por ejemplo “socializando” sus resultados durante un determinado periodo de tiempo, vía acceso gratuito, licencia libre o compartiendo públicamente los resultados
-Gratuidad de las actividades culturales producidas con dinero público. No tenemos por qué pagar dos veces
-Acabar con la diferencia jurídica y legal entre instituciones públicas e instituciones privadas con financiación pública

Reconocimiento del trabajo cultural y el tejido creativo del territorio
-Obligación de que las entidades hagan contratos a læs creadoræs y productoræs, y que el porcentaje que reciben de todo el presupuesto de la actividad se ajuste a su función primordial en la actividad
-Favorecer una política cultural con inversiones en I+D social y cultural, aprovechando viveros ya en latencia o existentes, universidades, etc., y no en infrastructuras
-Potenciar los departamentos de actividades de los centros culturales para tejer complicidades con amplios sectores culturales, reduciendo el peso presupuestario de las grandes operaciones expositivas
-Aprovechar las infrastructuras en desuso (teatros, locales, cines y locales sin uso) dejando de aplicar políticas sancionadoras y emprendiendo políticas de sostenibilidad de materiales, por ejemplo mediante la creación de un almacén público donde puedan guardarse aquellos materiales (escenografías, montajes expositivos, equipos técnicos) que son habitualmente tirados o destruidos debido a una interesada comprensión de la “obsolescencia”. Este almacén constituiría un fondo de material para creadoræs y productoræs independientes

Recursos para una sensibilización cultural en las escuelas: por una cultura de la imaginación y no de la fantasía
-Transformación de los programas de primaria y secundaria sobre las artes y las prácticas culturales: acabar con criterios y categorías como la belleza y la fantasía
-Universidad: revisión de los planes Bolonia sobre las carreras humanísticas e incorporación de profesorado conocedor del tejido cultural
-Una nueva política de bibliotecas, incluyendo formatos digitales de libre acceso

Las administraciones culturales son gestoras de recursos, no propietarias
-La cultura no está al servicio de la administración: es al revés
-Remodelación de la administración cultural para adaptarla a los tiempos productivos diferentes de la investigación y la creación cultural
-Reducción de los intermediarios en las administraciones culturales
-Remodelación total del CoNCA, del ICIC y de sus procedimientos administrativos
-Nuevas leyes de mecenazgo que incluyan fórmulas de colaboración financiera colectiva
-Demanda de políticas fiscales flexibles para la investigación y la producción cultural

Transparencia y buenas prácticas en la gestión de las instituciones públicas
-Favorecer los modelos de autogestión y también de gestión autónoma con los recursos públicos
-Exigencia de transparencia informativa en la gestión y administración de los recursos de las institucions culturales
-Transparencia de los criterios de adjudicación de recursos (becas, subvenciones, créditos, etc.), y el fomento de la exploración de criterios alternativos
-Aplicación obligatoria del código de buenas prácticas en las instituciones culturales
-Redimensión de los sueldos de los cargos públicos de las instituciones culturales en el marco de una nueva realidad socioeconómica de los sectores culturales
-Exigencia de que el personal directivo de la administración cultural tenga conocimiento comprobado del contexto y del tejido cultural
-Cese de todos los cargos directivos en las entidades culturales públicas, y privadas que reciban financiación pública, y que no hayan pasado por concurso público.

Ver Propuesta de mínimos de la comisión de Cultura Acampada Valencia.

Esta entrada fue publicada en Imaginación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Borrador de demandas a las administraciones culturales (subcomisión de cultura. AcampadaBCN)

  1. Pingback: Te invitamos a participar en el debate – IV Festival Surpas: Funeral Party

  2. Juan Ramón Barbancho dijo:

    Me parecen tan geniales como recesarias esas demandas, Por ahí es por donde deberiamos trabajar: hacer demandas concretas y a quien se las debemos hacer. Pedir que se nos escuche y hacer una seguimiento eficaz de los compromisos que se puedan sacar de las administraciones públicas.

    Creo que es muy positivo a lo que habéis llegado.

    En el momento en que estamos, con los ayuntamientos y diputaciones recién elegidos, es cuando tenemos que hacer estos planeamientos.

  3. javier dijo:

    Enhorabuena por este trabajo y muchas gracias por canalizar mi idea de una cultura digna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s