El sorteo para mejorar la gobernanza

Actualmente muchas opciones se están barajando para reformar el sistema político. Una de ellas plantea la posibilidad de seleccionar por sorteo las personas que ejerzan cargos políticos en Asambleas deliberativas. Esto es lo que se propone desde Sorteo Político, a partir de las reflexiones de Etienne Chouard.

Se ha activado un debate para los días 20, 21 y 22 de mayo de 2014 -aprovechando el marco de las Elecciones Europeas-, en el que se invita a participar a todas aquellæs que desean expresar su opinión al respecto. Consultar aquí.

Breve presentación. Consultar aquí documento completo.

Los perfiles de los cargos políticos profesionalizados no se corresponden con los perfiles de la población general; algunas categorías de población nunca están representadas. Por ejemplo si tomamos el caso del Congreso de los Diputados, la población del Estado tiene un 14% de personas entre 18 y 30 años y ningún diputado/a de esta edad, un 25% está en paro y ningún(a) diputado/a proviene de estar en el paro ¿o sí?— y sólo un 35% de los/as diputados/as son mujeres a pesar de la paridad obligatoria en la confección de las listas electorales.

El sistema de representación actual no selecciona a las personas más competentes para gobernar, sino a aquellas que hacen carrera en los partidos políticos. Muchas de las personas que se presentan acaban moviéndose por el afán de poder.

La financiación de los partidos políticos conlleva severos problemas de corrupción.

Contamos con escasos mecanismos de participación ciudadana, reducidos casi exclusivamente a las infrecuentes citas electorales.

EL SORTEO APORTA SOLUCIONES A ESOS FRACASOS

Se seleccionan cargos políticos que son un reflejo de la población en cuanto a su composición porcentual y esto posibilita diversidad y equilibrio de los perfiles sociales en el ejercicio del poder. Mediante el sorteo se introducen personas cuyo interés por el poder no influye en sus posibilidades de resultar electo, y se genera una diversidad cognitiva, reconocida por estudios científicos como una característica que potencia la resolución solvente de problemas.

Se crean asambleas deliberativas que eligen a personas técnicamente competentes para los puestos ejecutivos.

No hay necesidad de campañas electorales y el riesgo de corrupción es menor.

Todas las personas son susceptibles de entrar en el sorteo. Los/as ciudadanos/as, sabiendo que en cualquier momento pueden ser sorteados/as, y porque en paralelo se ponen en marcha otros mecanismos de participación, tendrían más motivaciones para interesarse por los debates públicos.

¿QUÉ SORTEAR?

No se trata de sustituir la votación por el sorteo en todos los órganos políticos.

En Atenas distinguían entre cargos que requerían de experiencia y preparación (elegidos por votación) y cargos para formar parte de asambleas deliberativas, para las que cualquier ciudadano estaba capacitado (elegidos por sorteo).

El sorteo se utilizaría para la elección de los Parlamentos, Asambleas o Concejos municipales, que a su vez elegirían a personas competentes técnicamente (pertenecientes o no a partidos políticos) para ejercer los cargos equivalentes a los actuales cargos de Presidencia de gobierno, Ministerios, etc.

MECANISMOS DE CONTROL

Las personas sorteadas pueden rechazar el cargo y existen mecanismos que permiten su revocación. Son mandatos breves, de entre 7 meses y 1 año, lo que dificulta la corruptibilidad. Cada persona sorteada sigue una formación previa (1 mes aproximadamente) y su labor es facilitada por personas expertas en metodologías de procesos deliberativos.

Para cada iniciativa legislativa se dispone de un paquete informativo sobre el asunto que se debate. Las personas sorteadas cuentan con una asesoría permanente por el funcionariado adscrito a su administración y pueden pedir fuentes complementarias cuando lo estimen necesario. Las personas sorteadas tienen que rendir cuentas durante y después de acabar su mandato. Además, el sorteo se ha unido tradicionalmente, y es conveniente que así sea, a medidas de transparencia y a otros cauces de participación (iniciativas legislativas populares, referéndums, etc.).

el sorteo politico

Gracias a Arantxa Mendiharat por el pase.

Esta entrada fue publicada en Imaginación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s