The Internet

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Pedregada a Novosibirsk, 2014

Novosibirsk, Russia, as captured by Nikita Dudnik (2014).jpg

Pedregada al riu Obi, Novosibirsk (Rússia). Foto de Nikita Dudnik (2014).

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Escándalo Kurtz. Canarias en el corazón de las tinieblas (2003)

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Breve manual de camuflaje digital para ir a manifestaciones

Este es un breve manual de camuflaje digital elaborado por la Keyboard Frontline X Hong Kong Civil Liberties Union a modo de guía para evitar el rastreo de manifestantes.

Descargar pdf.

Captura de pantalla 2019-09-19 a la(s) 07.47.31.png

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Cortina de humo, literal

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

A una cantonada

Agost de 2019, Moscú. Entrem a la Tretiakov directes cap a la col·lecció. Estan d’obres, però igualment penjen obres d’art al costat.

MVIMG_20190807_132548_144.jpg

La primera que trobem, feu-vos una idea, és el “Quadrat negre” de Malèvitx, de 1915. No té cap il·luminació i gairebé no es veu. No feu gaire cas de les fotos, que ja sabeu que enganyen. Està en una cantonada, entre el biombo que tapa els manobres i la primera porta que duu cap a la segona sala. Però quina meravella és aquesta! Hem d’aprendre molt d’aquests museus. A més, després, te’l mires bé el quadre i tot plegat agafa ja la pinta d’una mena de bodegó.

MVIMG_20190807_132642_697.jpg

La tela està molt malmesa, completament clivellada. El quadre és una de les obres canòniques de la modernitat. Us imagineu qualsevol altre clàssic exposat així? L’han castigat per haver contribuit a desfermar la celeritat del temps? En fi, felicito la Galeria Tretiakov per unes iniciatives tant interessants. Potser els ha sortit així per burros, tant se val.

IMG_20190807_132653_753.jpg

Per cert, sobre altres quadrats negres, vegeu aquesta magnífica entrada a The Public Domain Review.

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Black square

black square

Left: Carl De Souza/Agence France-Presse (2019)
Center&Right: Octavi Comeron, Hidden Piece (1998)

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

La verdad es hija de la mentira

IMG-1676.JPG

En la librería Puro Verso, en Montevideo. Gracias a Amilcar Torrão por el pase.

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Fotos para un alienígena

En 1977, un comité de científicos liderados por Carl Sagan produjo dos discos de oro para ser transportados en las sondas Voyager 1 y Voyager 2 en sus viajes a las profundidades del espacio. En esos discos se grabaron música e imágenes a fin de explicar la civilización humana, por si algún día eran encontrados por seres extraterrestres. En el vídeo, la secuencia de las 116 imágenes grabadas. Aquel álbum es quizás el más relevante ejercicio de iconología humana. Más en Open Culture.

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Artnodes: After Post-Truth

La revista Artnodes publica un número monográfico sobre el Congreso Interface Politics

El nuevo número del Journal científico Artnodes dedica su contenido a los trabajos presentados en el II Congreso Interface Politics, que se celebró con el título genérico After Post-Truth en noviembre de 2018 dedicado a poner al día las relaciones entre máquinas y lenguajes en la era de las multi-verdades.

Organizado por GREDITS/BAU y en colaboración con Hangar y MACBA, el congreso tuvo como chairs a J.L. Marzo y Bani Brusadin, y contó con la asistencia de relevantes ponentes, como Judith Revel, Marco Deseriis o Metahaven.

La posverdad se abordó desde diversas perspectivas incluyendo las Ciencias de la imagen y del número, el Arte, la Programación, el Diseño, la Filosofía, la Política. Los artículos publicados ahora por Artnodes ofrecen una excelente ventana a aquel congreso, y vienen firmados, entre otros, por Søren Pold, Emillie de Keulenaar, Marloes de Valk, Jan Distelmeyer, Alicia de Manuel, Ester Jordana, Ramon Rispoli, Gabriele Cosentino, Raúl León-Mendoza, Phaedra Shanbaum o Jorge Luis Marzo. Este último, profesor de BAU y miembro de GREDITS, se ha encargado de la edición del monográfico.

Artnodes es una relevante revista científica online y de acceso abierto en el ámbito de los estudios sobre el Arte, la Ciencia y la Tecnología.

El número se puede leer completo aquí.

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Jesús Gil, campaña electoral 1995: “Apuntaos a lo que se avecina”

Vídeo electoral de GIL (Grupo Independiente Liberal) de 1995, dirigido a los pueblos de la comarca de la sierra malagueña y distribuido en masa en formato VHS.

Jesús Gil aparece con un rosario en la mano, en un despacho que parece sacado de El Padrino. Donald Trump y los demagogos actuales han tenido a sus maestros. Im-presionante.

El vídeo está ligeramente editado pues el metraje original es muy largo. Forma parte del archivo “Spots Electorales. El espectáculo de la democracia” que se reunió con motivo de la exposición y libro homónimos producidos en 2008 bajo la dirección de Jorge Luis Marzo y Arturo fito Rodríguez.

http://www.turnerlibros.com/book/spots-electorales.html

Archivo (actualmente en GREDITS, BAU)

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Fútbol virtual

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Evolución de las temperaturas globales de 1900 a 2016

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Lajos Ruff

Hace unos meses, investigando unos asuntos, dimos con un texto en cierta forma excepcional, que nos tiene ocupados a algunos desde entonces. Se trata de un libro de un autor húngaro de nombre Lajos Ruff, titulado La máquina de lavar cerebros, publicado originalmente en francés en 1958, y en 1959 en inglés (Robert Hale Publishers, London). En castellano salió en 1958 en la editorial madrileña Índice (edición muy correcta que estamos usando). Hay reseña del libro en el ABC del 22 de julio de 1958. La primera vez que relató su experiencia fue, sin embargo, mediante testimonio en el Congreso de Estados Unidos en 1956 durante una sesión dedicada a divulgar las técnicas de manipulación comunistas.

En él describe su experiencia en las cárceles comunistas húngaras entre 1953 y 1956. Además de contar sus andanzas previas a la detención, y las subsiguientes palizas e interrogatorios, relata un experimento al que fue sometido durante unas 3 o 4 semanas en lo que denomina “la cámara mágica”. La cámara es una estancia sellada (con mirilla) y singularmente amueblada (la cama está construida con un ángulo que le da pendiente). Las paredes están pintadas con motivos procedentes del arte abstracto. La habitación además tiene incorporado un sistema sonoro en el que se reproducen determinados ruidos y sonidos. Las luces procedentes de las lámparas crean a su vez efectos peculiares en movimiento constante. Hay incluso una luz especial que denomina “el rayo de plata”, de especial tormento para el preso. De modo intermitente, surgen proyecciones cinematográficas sin lógicas narrativas lineales aparentes. Todo ello está dirigido por un supuesto médico, empático y dialogante, que suministra drogas al detenido, además de confundirle sobre lo real y lo ilusorio mediante diferentes tretas y técnicas psicolinguísticas.

Cuando leímos el texto nos vino enseguida a la cabeza las checas psicotécnicas de Alphonse Laurencic, exhaustivamente analizadas por Pedro G. Romero. Pusimos en conocimiento a algunos colegas del asunto, porque precisamente estábamos debatiendo una querelle surgida hace tiempo sobre la constitución en la modernidad de una línea de largo recorrido que tiene que ver con la voluntad de “acabar con el sujeto” mediante formatos y técnicas inmersivas; en pocas palabras, cómo el sueño artístico moderno (arte, cine, música, diseño…) de sumergir al espectador en un espectáculo envolvente ha dado alas a la cooptación y conculcación crítica del espectador, y por ende, del sujeto político.

Estirando el hilo del texto, encontramos que en el primer número de la Internacional Situacionista (junio de 1958) se hace explícita referencia al relato de Ruff, apuntando la coincidencia entre los intereses situacionistas y los de las nuevas técnicas de condicionamiento psicológico pavloviano a la hora de crear “situaciones”.

Varias fuentes han señalado que el relato de Ruff, aún siendo en su base perfectamente creíble y veraz, podría haber sido algo aderezado por agentes de inteligencia americanos, a fin de fomentar una mayor maldad en la visión de las técnicas comunistas, en especial a causa de que su primer testimonio tuvo lugar en una sesión del Congreso en Washington, en un momento de histeria anticomunista. Igualmente, pensamos que el imaginario que deja traslucir el texto es de todas formas relevante, pertenezca este al autor o a los servicios secretos americanos, quienes, por cierto, investigaban en la misma dirección en aquellos años.

La relación entre la manipulación psicotécnica y la desubjetivación no es, efectivamente, un argumento nuevo: incluso en el cine “generalista” de la época, autores como Kubrick, Frankenheimer o Furie ya lo tocaron directamente. Y en literatura, hay casos numerosos, siendo el más evidente el de los interrogatorios de 1984, de Orwell, o las novelas de Bradbury o Huxley. Las connexiones lacanianas que presenta el texto de Ruff, tanto en relación a las brechas fantasmales de lo real como a las escenas de cine proyectadas en la “cámara” son obvias, aunque ciertamente requieren de más exploración.

Aquí los extractos aludidos del texto de Ruff, en castellano.
Aquí el texto entero en inglés.

lajos ruff.jpg

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario

Deepfakes

Estos tres vídeos que siguen son parte del proyecto “Spectre” del colectivo Bill Posters.

Este último vídeo es quizás el primer ejemplo de cómo los deepfakes ya afectan la vida política de muchos países. En él aparece el presidente de Gabón, Ali Bongo, desmintiendo los rumores sobre sus problemas de salud que lo han apartado de la vida pública. El vídeo manipulado puede ser parte de una estrategia para desastibilizar más la delicada situación política del país. Más en Motherboard.

Publicado en Helarte como política | Deja un comentario